La verdad sobre un hijo
Por Alejandra Labatti

" Un hijo es un viajante que está de paso que demanda tu tiempo, tu dedicación
que no espera su turno, que te llama a gritos que busca tu abrazo y tu protección.
Que no conoce de horarios sino exigencias no respeta la hora de dormir
que busca todo tu cariño y que solo confia en ti. Pero que crece rápido, muy rápido y tus
vivencias te hará revivir que imitará todo lo que haces y muchas veces te hará acordar a
ti. Pero éste viajante que está de paso tiene un corazón que necesita ser moldeado y
cuan corto es el tiempo que tienes para enseñarle todo lo que Dios te ha revelado.

Puedes contarle tus experiencias pero él por sí mismo tendrá que aprenderlo no podrás
evitarle sufrimientos pero estarás a su lado para contenerlo. Pero el tiempo es corto y va
ligero perderás tu oportunidad si no eres diligente solo si pides a Dios sabiduría
sabrás hacer tu tarea de manera eficiente.

Este viajante, que está de paso no puede ver al Dios del que le hablás pero te verá a ti,
que dices que lo tienes y de ti depende si él comprenderá.

Un día podrá decirte "quiero ser como tu" quiero creer en el único Dios verdadero
entonces sabrás que tu esfuerzo ha dado fruto y que pudiste dar un ejemplo duradero.

El viajante te dirá un día déjame seguir por éste camino angosto sabré
caminarlo,recordaré tus consejos aprendí que seguir a Cristo tiene un costo. Cuan corto
es el tiempo de éste viajante que muy pronto seguirá su travesía no pierdas el
tiempo,sigue constante
si no quieres que se vaya con las manos vacías.

Los frutos se verán a largo plazo pero no dudes porque nada será en vano tus lágrimas
serán peldaños de oro y Dios nunca soltará tu mano. Sabrás que responder cuando El te
pida cuentas y presentes tu hijo a Aquel que te lo dió te dará satisfacción cuando mires lo
vivido y sepas al fin que tu carrera terminó.

Dios les bendiga