VUELVE A MIRAR Y MEDITA...

Una advertencia que es necesario repetirnos es que "el afan de este siglo y el
engaño de las riquezas ahogaran la palabra, y se hace infructuosa" . Mateo 13:22

Nunca nos vemos totalmente libres de las oleadas de esta invasion mundana.
Si la linea frontal del ataque no es acerca de ropa y comida, puede que sea acerca
de dinero o su falta, o de amigos o falta de ellos, o puede que se trate de
circunstancias dificiles. Es una constante invasion, y estas cosas estraran como
un torrente a menos que permitamos al Espiritu de Dios que levante bandera contra ellas.

"Por tanto os digo: No os afaneis por vuestra vida..."

Nuestro Señor nos amonesta a tener afan acerca de una cosa: nuestra relacion con El.
Pero nuestro sentido comun chilla desafortunadamente diciendo: "Esto es absurdo, debo
pensar como voy a ganarme la vida, y debo considerar que voy a comer y beber".

Pero Jesus dice que no debes hacerlo, y evita el pensamiento maligno de que Jesus afirmo
esto sin comprender tus circunstancias. Jesucristo conoce nuestra condicion
mejor que nosotros mismos, y dice que no debemos de pensar en estas cosas hasta
el punto de que lleguen a ser la preocupacion primaria en nuestras vidas.

Siempre que surjan preocupaciones competitivas en tu vida, asegurate de que
antepones tu relacion con Dios, que Él siempre esta en el primer lugar.

Le basta a cada dia su propio afan;
¿Cuantos problemas han comenzado a amenazarte hoy?.
¿Que clase de pequeños y malignos demonios han estado atisbandoen tu vida y diciendo:
"¿cuales son tus planes para el mes que viene... o para el verano?".

Jesus nos dice que no nos inquietemos por ninguna de estas cosas;
entonces, vuelve a mirar y medita...